martes, 31 de agosto de 2010

Santillana del Mar - Calle del Racial - Cantabria - España

Santillana del Mar - Calle del Racial - Cantabria - España

Bueno, parece que os está gustando mi serie de postales típicas de Santillana del Mar. Hoy continúo con otra nocturna, esta de la Calle del Racial, y de frente la Casona de los Hombrones, hoy transformada en varios negocios de hostelería, aunque al menos se han respetado las fachadas y su famoso escudo.

Y aprovecho esta imagen para hacer una crítica al modo en el que se comercia con el turismo que nos visita. Si os fijáis, en la izquierda se adivina la puerta de un baruco que lleva toda la vida en esa esquina de la calle del Cantón con calle Racial, pero desde hace no mucho tiempo podemos "disfrutar" de dos escanciadores automáticos - sidrería reza el cartel sobre el dintel"-.
Al fondo podéis ver claramente el carteluco "Asturias" presidiendo la entrada a otra sidrería, con sus barriles en la puerta.
No tengo yo nada en contra de nuestros buenos vecinos los asturianos, gente noble, amable y alegre como pocos, de hecho suelo visitar su tierra con frecuencia y siempre me he sentido como en casa.
Tampoco tengo nada en contra del negocio de la hostelería, cada uno puede vender aquello que los clientes estén dispuestos a comprar.
Sin embargo, en los últimos años con el desarrollo de la logística y la mejora de las comunicaciones, los productos típicos están disponibles en cualquier parte, y lo mismo encuentras unos sobaos de El Macho en un Carrefour de Alicante (doy fé), que una ensaimada mallorquina en un delicatessen (bonito palabro importado muy de moda) de La Coruña.
Y esto trae como consecuencia que en un lugar como Santillana, donde uno recuerda de pequeño que a la puerta de las casas/cuadras los paisanos vendían la leche hervida de sus propias vacas y los bizcochos hechos en casa con las natas que antes daba la leche de verdad, hoy día el turista, visitando tan sólo Santillana, se puede llevar para casa un megapaquete con sobaos y quesadas Pasiegos, corbatas de Unquera, pantortillas de Reinosa, anchoas de Santoña, queso picón de tresviso, orujo de Potes, limones de Novales, quesucos de los trapenses de Cóbreces, te del puerto, tostadillo de los Camachos, y si me apuras hasta almejas de Pedreña, blanco de Cartes y rabas de Cortiguera.

Y eso no está mal, pero es que además te venden sidra asturiana, y nuevos productos supuestamente tradicionales como los palucos de Cabezón o unos dulces con nombre soez que vi hace poco en Comillas, y queso de Cabrales, o de ovejas de Palencia, y embutidos de Salamanca, y legumbres del Bierzo, etc..... Y ya no digamos de la artesanía made in China que nos quieren hacer pasar por artesanía local.

Al final, a mi juicio, por un lado se pierde el encanto que antes tenía el disfrutar de un producto genuinamente típico acudiendo al lugar de origen, y por otro lado el turista superficial se va a su casa con una idea confusa de qué es lo que ha estado visitando. No es raro oir a los turistas hablar en Potes por teléfono con sus familiares diciéndoles que están pasándolo divinamente en Asturias, y me imagino que la sidra asturiana por el Oeste y el chacolí por el Este acabarán por encontrarse en Torrelavega y chocarán como un tsunami borrando todo rastro del blanco de solera.
Será el progreso, pero no me gusta, montañes que es uno.

La foto bien, no?, han quedado unas luces chulas, y ese charco del suelo mola, a que sí?.

Copyright © 2010 Pedro Ferrer. All Rights Reserved. Todos los derechos reservados.

5 comentarios:

ANRAFERA dijo...

Una delicia de postal. Felicitaciones por tus buenos trabajos. Saludos

Victoria dijo...

Muy bonitas un gran reportaje de Santillana del Nar.
Saludos

Víctor Gatóo. dijo...

Leyendo tu comentario me ha venido el recuerdo de aquellos vasos de leche con el bizcocho. Como cambian los tiempos ....

La foto genial.

Un saludo.

Pedro Ferrer dijo...

Victor, ¿a que te acuerdas?.
Pues hoy dia ya sabes, prohibido totalmente. Dicen que la leche si no viene embotellada y con registro de sanidad no se puede vender. Debe de ser para que no salgamos como tu y yo, y muchas generaciones de cántabros, alimentados con leche de vaca hervida, tal cual, del productor al consumidor.
No creo que nos haya ido tan mal, y sin embargo mira a los chavales de hoy en dia, con una alimentación supuestamente sana: más obesos y con más problemas de salud que nunca.

JavierP dijo...

No tengo tomados yo de esos vasos de leche con bizcocho o quesada casera, en los portales de Santillana. ¡Cómo lo echo en falta cada vez que voy!
Odio las quesadas envasadas al vacío. Ahora siempre que paso por Anero, me salgo de la autopista para comprarlas en La Flor de Anero. Y si voy a ver a la familia, las encargo en una panadería de Badames.
Y en Comillas además de los dulces de nombre soez, había otros, que han dejado de fabricar, llamados "Antojucos de Comillas" que me volvían loco...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails