lunes, 22 de noviembre de 2010

Desfilando hacia el punto de fuga

Desfilando hacia el punto de fuga
Cuando estás de viaje, es difícil dedicar el tiempo necesario para hacer una fotografía.
En ocasiones ves un momento y no puedes preparar nada, simplemente o disparas o has perdido la oportunidad. En otros momentos, aunque se trate de elementos estáticos, la agenda apretada del viaje no te permite estudiar la escena, la luz, el mejor encuadre, aplicar las reglas de composición y todo lo aprendido, configurar la cámara con los parámetros más adecuados. Tampoco te puedes permitir el lujo de elegir el mejor momento del día con la luz donde tú la quieres para conseguir un contraste de luces y sombras determinado en una dirección concreta, o una tonalidad especial, o simplemente que no llueva o que el cielo tenga un bonito azul y unas interesantes nubes blancas.
En los viajes estás obligado a tomar las fotos en las condiciones que te encuentras, y la mayoría de estas fotos son simplemente descriptivas de lo que allí viste, sin interpretaciones, sin mensajes, sin alma, sólo postales. Ojo, a mi me encanta hacer postales, pero ahora que llevo hecha una abundante serie de Roma (más de cientotreinta fotografías), la mayoría de ellas corresponden a iglesias y esculturas, tributo a sus autores, pero sin aportar nada.
De todos modos, durante el viaje siempre hay algún momento especial que te permite hacer una foto que te gusta más que el resto, y este es un ejemplo. Las columnas, la luz lateral, los faroles y los dos soldados marchando en hilera hacia la puerta enrejada del fondo, con los arcos de la bóveda, y en blanco y negro..... no le puedo pedir más.
Me siento satisfecho. cuanto más la veo más me gusta, y como es obra mía y no soy nada modesto, pues me permito un ejercicio de autocomplacencia, qué demonios, wow, fantastic shot y todo eso. (Perdón por mi arrogancia, pero seguro que tú también te has sentido así alguna vez con una obra tuya, sea fotografía, macramé o el suelo de la cocina bien fregado).

Copyright © 2010 Pedro Ferrer. All Rights Reserved. Todos los derechos reservados.

2 comentarios:

José Miguel M.P. dijo...

Pedro tienes razón pero al final tienes que adaptarte a esas circunstancias del viaje, la cuestión es disfrutar y al final siempre hay premio como la foto que acabas de poner.

Saludos
José Miguel.

Víctor Gatóo. dijo...

Me encanta la composición

Un saludo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails